Archivos de etiquetas: oido externo

Oído Externo

ANATOMIA DEL OIDO EXTERNO

El pabellón u oreja

Es la parte del oído en contacto directo con el medio ambiente (aire, agua, etc.). Consta del Pabellón auricular y el Conducto Auditivo Externo (CAE). 

El Pabellón u Oreja, consiste en un esqueleto cartilaginoso cubierto de piel muy vascularizada. 

Ofrece cierta semejanza con un embudo provisto de eminencias y depresiones. Se distinguen en él, dos engrosamientos curvados, el Helix o borde replegado exterior, seguido del Antehelix, que es un relieve concéntrico al primero y que concluye en una eminencia, el Antitrago. En el centro del pabellón se abre el orificio llamado Concha, que da entrada al CAE, por encima de la cual se encuentra una eminencia triangular o Trago

El pabellón u oreja
El pabellón u oreja

El Conducto Auditivo Externo (C.A.E.)

El C.A.E., irregular, algo torcido, de unos 2,5 cm de longitud y 5-7 milímetros de diámetro en el adulto. Sus paredes se encuentran provistas de vellosidades sensibles al tacto, que detienen la entrada de polvo, y de glándulas que segregan el Cerumen o Cerilla, sustancia de color amarillo pardusco, la cual, si se acumula en el fondo del C.A.E., llega a obstruirlo, lo que dificulta la transmisión aérea disminuyendo la capacidad de audición. 

El C.A.E. por sus dimensiones actúa como una columna de aire resonante, y tiene una frecuencia natural de resonancia de aproximadamente 3 kHz. 

Pabellón y Conducto Auditivo Externo (C.A.E.)
A. Pabellón, B. Conducto Auditivo Externo (C.A.E.)

El Tímpano

En el fondo del C.A.E. se encuentra la Membrana Timpánica o Tímpano, órgano que marca el fin del Oído Externo y el principio del Oído Medio. Dicha membrana es de forma cónica, con su vértice hacia abajo y en dirección al Oído Medio. Está constituida por fibras radiales y circulares de color gris, su superficie mide entre 55 y 90 mm2 aproximadamente, posee elasticidad uniforme y, con frecuencias menores a 3 kHz vibra como una unidad. 

FISIOLOGÍA DEL OIDO EXTERNO

Como ya se dijo, el pabellón u oreja en el hombre influye muy poco en la sensibilidad auditiva, de hecho, su ausencia ocasional en estados traumáticos o congénitos no se asocia con perdida auditiva apreciable. En cambio, la obstrucción del C.A.E. afecta seriamente la audición.

Si una persona con un oído sano y el otro obstruido se posiciona frente a una fuente sonora con su oído sano hacia la fuente sonora, la audición monoaural será poco menos aguda que la biaural, pero si la cabeza está vuelta al otro lado (oído obstruido), la audición puede reducirse hasta 20 dB en algunas frecuencias. Si el C.A.E. se obstruye fuertemente, la perdida auditiva resultante no es generalmente mayor a 40 dB (los tapones auditivos, proporcionan una atenuación parcial de aproximadamente 30 dB.), esta perdida permite a la persona oír una voz baja o moderadamente alta. 

Pabellón y Conducto Auditivo Externo (C.A.E.)
Las flechas indican perforaciones en el Tímpano

Otra causa de perdida auditiva puede ser la debida a perforaciones próximas a la inserción del martillo, que pueden causar una perdida auditiva apreciable ya que dificultan la transmisión a través de la cadena osicular.

El estado de los huesecillos, particularmente la libertad de movimiento del estribo y la ventana oval, es más importante para la audición que un tímpano intacto.

Los pacientes con perforaciones timpánicas y una perdida auditiva mayor a 30 dB tienen generalmente trastornos adicionales en el mecanismo de conducción del oído medio.